• facebook
  • Twitter Round
  • googleplus
  • flickr

September 19, 2017

Please reload

Entradas recientes

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas destacadas

¿Notarías y registradores te piden las coordenadas GML de tu finca? En EM2 Obradoiro de arquitectos SLP somos especialistas en ello.

October 2, 2017

 

Hasta ahora, la descripción que se hacía de las fincas en el Registro de la Propiedad se hacía de manera literaria, es decir, insertando datos alfanuméricos de los bienes inmuebles. Estos datos exponen las características de la finca: localización, titularidad, superficie, referencia catastral, valor catastral, uso, antigüedad, cultivos, etc. Pero, desde el 1 de noviembre de 2015, podemos hacer acompañar a esos datos alfanuméricos de una representación gráfica georreferenciada de la parcela.

 

La descripción georreferenciada que usa la Dirección General del Catastro se encuentra en forma de un fichero GML (geography markup language), un archivo XML de tipo geográfico. Este es, básicamente, un plano con las coordenadas del perímetro del edificio, y añade algunos metadatos de interés como la superficie, su número de identificación y el sistema de referencia. Este formato permite el intercambio de información del catastro con registradores de la propiedad y notarios, lo que aporta mucha agilidad y sencillez a sus tareas. Pero también es un avance en precisión, ya que con los datos georreferenciados se les da más seguridad a los datos de delimitación, ubicación y superficie de las fincas.

 

Para hacer un archivo o fichero GML que contenga la información gráfica de un edificio hay que georreferenciar. Esta es la técnica que permite ubicar en el espacio la parcela del edificio, confiriéndole una localización geográfica única (porque solo puede estar en un sitio, y además no puede compartirlo). Esta localización geográfica se define con unas coordenadas geográficas válidas para un sistema de referencia concreto, que permiten que marquemos el terreno en los límites de la parcela.

 

Una de las virtudes de los archivos en formato GML, una vez elaborados, es que funcionan como un lenguaje único que puede ser interpretado por los diferentes programas informáticos SIG (sistema de información geográfica), y eso permite que sean compartidos y visualizados por cualquier experto que los maneje habitualmente por necesidades profesionales.

 

El catastro procura la representación gráfica de los edificios en sus registros, pero podrías considerar que no se corresponde con la realidad. Como primer paso para una rectificación, puedes solicitar la elaboración de un fichero GML y presentar la representación gráfica alternativa. Con ella se inicia el procedimiento de corrección del catastro.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Buscar por tags
Please reload

Archivo
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square